Inicio >> Blog Pintuco >> A La Medida >> Cómo la corrosión puede afectar sus estructuras de acero

Cómo la corrosión puede afectar sus estructuras de acero

Cómo la corrosión puede afectar sus estructuras de acero

Control de corrosión
1 de Agosto de 2017

El acero es el metal más ampliamente utilizado para la fabricación de estructuras como por ejemplo, puentes, estanques, casco de buques, etc. Si nos referimos al origen electroquímico de la corrosión, veremos que en un mismo metal hay áreas que poseen un distinto potencial eléctrico.

La palabra “corroer” se deriva del latín “corrodere”, que significa “roer las piezas”. El fenómeno se define como la transformación de un material debido a reacciones químicas o electro químicas con el medio que lo rodea, lo cual produce un deterioro del elemento y de sus propiedades.

La corrosión de metales es también considerada una oxidación acelerada y continua que desgasta, es decir, que para que exista el fenómeno de corrosión tiene que haber un proceso de oxidación previo; es decir, el proceso se caracteriza por ceder electrones del elemento que se oxida al elemento oxidante.

El conocimiento de la tasa de velocidad de corrosión atmosférica a largo plazo (10, 20 ó más años) constituye una información de enorme interés para los ingenieros de diseño a la hora de realizar distintos cálculos de planificación de la estructura y dictaminar las medidas más adecuadas de protección anticorrosiva. 

Existen varias clases de corrosión. De acuerdo al proceso la corrosión también puede clasificarse en:

Bacteriana

En ella organismos biológicos originan la grieta o proceden como aceleradores del proceso corrosivo localizado. Ésta se produce normalmente en medios acuosos en donde los metales están sumergidos o flotando con la que se presenta en los barcos por ejemplo.

Galvanica

Se da cuando dos metales diferentes están en contacto, uno activo y el otro noble; por un medio electrolítico hay flujo de electrones entre ellos. El metal menos resistente a la corrosión pasa a ser ánodo mientras el más resistente se vuelve cátodo. En este caso el cátodo se corroe muy poco, pero el ánodo aumenta su corrosión, comparado con los metales aislados entre sí. La velocidad de corrosión es proporcional al área de contacto.

Corrosión Erosión

Es causada o acelerada por el movimiento de un fluido como el agua con el metal o del contacto metal-metal en un movimiento cíclico sobre una superficie generalmente metálica Se caracteriza por fricción en la superficie paralela al movimiento. Es muy significativa en aleaciones blandas de baja dureza

Corrosión Química

En este tipo de corrosión se estudian aquellos casos en que el metal reacciona con un medio no -iónico (por ejemplo oxidación de un metal en aire a altas temperaturas). Sí se expone una superficie metálica limpia a la acción del oxígeno, el metal comenzará a reaccionar con el oxígeno formando óxidos.

Corrosión Electroquímica

A temperatura ambiente es la forma de corrosión más frecuente y más seria es de índole electroquímica, este tipo de corrosión implica un transporte de electricidad a través de un electrolito. En los procesos de corrosión electroquímica circulan corrientes eléctricas, sobre el material expuesto a corrosión.

De acuerdo a su morfología puede clasificarse en:

Uniforme

En este tipo de corrosión se presenta el ataque en forma homogénea sobre toda la superficie metálica es decir se aprecia uniformemente sobre todos el área afectada. Esta es la forma más tratable de corrosión, ya que permite calcular fácilmente la vida útil de los materiales corroídos.

Intergranular

Localizada en los límites del grano, causando pérdidas en la resistencia que desintegran los bordes de los granos, aunque por el aspecto externo de los materiales no se observe la corrosión. Este ataque es común en aceros inoxidables y aleaciones de níquel.

Por Picaduras

Se genera debido a pequeños poros en la capa superficial de la pieza, por eso, el ataque se localiza en puntos aislados de superficies metálicas, propagándose hacia el interior del metal en forma de canales cilíndricos. Este tipo de ataque, así como el intergranular y el fisurante, son las formas más peligrosas bajo las cuales se puede presentar la corrosión.